La terapia a distancia es un recurso básico y muy importante en los momentos que vivimos:

  • Por una parte, evita los desplazamientos que nos hacen perder tiempo y suponen una incomodidad, sobre todo, en las grandes ciudades.
  • Amplía la disponibilidad de horario, tanto para el terapeuta como para el paciente y eso facilita la continuidad del tratamiento.
  • Además, es más flexible que la terapia presencial en la duración de las sesiones, que pueden ajustarse a lo deseado.

Habitualmente hago las sesiones por Doctoralia. También por Skype, Whatsapp, Zoom, teléfono y email.

Estoy abierta, si la persona lo desea, a utilizar otras plataformas.